¡Habla con un experto! Llámenos al teléfono gratuito
900 838 023

Sangre del cordón y Células Madre

taking umbilical cord bloodLa sangre del cordón umbilical es sangre recogida del cordón y la placenta del recién nacido inmediatamente después del parto.
La sangre del cordón contiene grandes concentraciones de células madre. A partir de estas células, que son todas células de sangre nueva, se desarrollan el sistema inmunitario y el tejido de los órganos. Las células madre de sangre del cordón producen los ingredientes celulares necesarios para la sangre y el sistema inmunitario. Cuando se trasplantan células madre del cordón umbilical a un paciente, las células pueden contribuir a restablecer el sistema inmunitario y sanguíneo para ayudar a combatir enfermedades y reemplazar la sangre afectada.

Estudios recientes muestran que la sangre del cordón posee ventajas únicas sobre los tradicionales trasplantes de médula ósea, sobre todo en niños, y que puede salvar la vida en aquellos casos en los que no se pueda encontrar un donante de médula ósea compatible. Aproximadamente un 50% de los pacientes que necesitan un trasplante de médula ósea no encontrarán un donante compatible en un periodo crítico. En algunos momentos, puede haber algunos casos médicos en los que se esté utilizando las propias células sanguíneas del cordón, así como la disponibilidad de células, lo que necesitará de tratamientos en los que se emplee células de otro donante, siendo en estos casos la mayoría de veces donantes no emparentados. Sin embargo, los estudios muestran que las células madre de la sangre del cordón también se puede emplear entre hermanos y otros miembros de la familia que tienen tejidos compatibles. Los hermanos tienen más de un 75% de probabilidades de ser compatibles y la sangre del cordón podría también ser compatible con los padres (50%) y los abuelos.

¿Cómo se recoge la sangre del cordón umbilical?

La recogida de la sangre del cordón es sencilla y no supone riesgo para su bebé o para usted. Inmediatamente tras el parto, se corta el cordón umbilical para separarlo del bebé. En ese momento se inserta la aguja pegada a la bolsa de recogida en la vena del cordón umbilical. Así, la sangre de la placenta y el cordón umbilical cae en la bolsa de recogida. La bolsa está equipada con un anticoagulante para evitar la coagulación antes de llegar al laboratorio. A diferencia de la recogida tradicional en la médula ósea, que precisa anestesia general y recuperación, el proceso de recogida de sangre del cordón no es invasivo, es indoloro y por lo general se tarda de unos tres a cinco minutos. Salveo le proporcionará un kit de recogida de sangre del cordón tras la inscripción, antes de la fecha estimada del parto. Usted simplemente lleve consigo el kit al hospital para que el médico o la matrona recojan la sangre del cordón tras el parto.