¡Habla con un experto! Llámenos al teléfono gratuito
900 838 023

Los estudios y ensayos clínicos demuestran la amplia variedad de usos potenciales de células del recién nacido en diferentes áreas terapéuticas:

22 Septiembre 2011: Células madre y lesiones cerebrales
Introducción:El trasplante de células madre es una estrategia terapéutica prometedora para el tratamiento de la apoplejía. Las células madre mesenquimales (MSCs) son una fuente de células potenciales con aplicaciones clínicas debido a que se pueden obtener fácilmente y se cultivan con una gran capacidad de proliferación.

La seguridad y eficacia de la terapia celular depende del modo en que se administran las células Para establecer el potencial terapéutico de la administración intratecal de MSC se administró MSC derivada de la sangre del cordón umbilical (hUCB-MSCs) por vía intratecal en la espina dorsal lumbar o vía intravenosa en la vena de la cola de una rata de laboratorio con apoplejía, para después investigar si las hUCB-MSCs podían penetrar en el cerebro, sobrevivir y mejorar la recuperación funcional y neurológica.

Conclusiones: Juntos, los resultados indican que la administración intratecal de MSC podría ser útil y viable para el tratamiento con MSC de lesiones cerebrales como la apoplejía o enfermedades neurodegenerativas.

Autor: Jung Yeon Lim Chang Hyun JeongJin Ae JunSeong Muk KimChung Heon
Fuente: Stem Cell Research & Therapy 2011

Regeneración cardíaca – Según la investigación en laboratorio llevada a cabo en el hospital universitario de Munich en 2008, la sangre del cordón umbilical podría algún día contribuir a regenerar el corazón de los bebés nacidos con válvulas defectuosas. En el estudio, el equipo de investigación utilizó células madre derivadas de la sangre del cordón umbilical. Las células se implantaron en ocho reconstrucciones de válvulas cardíacas construidas con un material biodegradable. Las válvulas de bioingeniería reaccionaron de forma parecida a las válvulas cardíacas naturales cuando se probaron para ver cómo actuaban con el flujo y la presión sanguínea. Pasado el tiempo, las reconstrucciones se disolvieron, dejando atrás una estructura completa formada con células madre.

Regeneración ósea – En marzo de 2010, investigadores de la Universidad de Columbia realizaron progresos muy importantes en el área de la medicina regenerativa, en concreto en la regeneración ósea. Informaron de que habían creado un tejido artificial de la mandíbula usando células madre mesenquimales (MSC) derivadas de la médula ósea. Las MSC ocasionan de forma natural los tejidos conectivo como el óseo o el cartilaginoso, haciendo de la regeneración ósea una de las áreas terapéuticas más investigadas con MSC actualmente. Estas células madre también se encuentran en la sangre del cordón umbilical y concretamente en muy altas concentraciones en el tejido del cordón umbilical. Las MSC podrían participar en el avance de las terapias y llevar los tejidos óseos artificiales al quirófano. Varias instituciones de todo el mundo ya están probando estos tejidos óseos artificiales hechos a partir de distintas fuentes de MSC en animales y un grupo humano de pruebas para ver su seguridad y fiabilidad.

Lesiones de médula espinal – Un estudio publicado en junio de 2010 en la revista Spine descubrió que las células madre del cordón umbilical de recién nacidos puede mejorar las funciones neurológicas de ratas tras lesiones graves de médula espinal. Las ratas tratadas en el estudio con células madre de la sangre del cordón experimentaron una recuperación significativamente mejorada de la función locomotora (la capacidad para poder moverse) en un periodo de seis semanas con respecto a los animales que no fueron tratados. Este estudio se añade al cada vez mayor cuerpo de pruebas que apoyan el potencial terapéutico de las células madre de la sangre del cordón para regenerar el nervio.

Para más información, consulte las enfermedades tratadas con Células Madre.